Durga’s Tiger School® Tantra - Yoga - Chamanismo

en la Casa Kiliku - Quito, Ecuador

Durgas Tiger School Tantra Shamanism

Nuestra Visión

La siempre sonriente Durga Devis posee el arma para combatir el demonio en todas sus posibles formas. Entonces, Durga nos da, como seguidores del camino del Yoga, las herramientas para combatir nuestros propios demonios interiores, de una forma dulce.

El tigre, en la iconografía India, representa la gracia de dios. En la cosmovisión chamanica de la Amazonia representa el poder relajado en acción y la paciencia – como un tigre a veces tienes que esperar hasta que llegue el momento adecuado. Entonces para nosotros la imagen del tigre es un puente entre la sabiduría Indígena y la Védica.

Iris Disse es compositora, escritora y productora de radios y películas. Cuando en el 1993, junto con su pareja David Höner, conoció la práctica y la filosofía del Tantra Yoga, su vida cambió de forma positiva y sintió que las diferentes facetas del ser humano están entrelazadas en una alfombra de colores en vez de chocar entre opuestos y antípodas.

De esta forma el Tantra Yoga es una perfecta herramienta para integrar todas estas facetas y desde el 2006, Iris y David empezaron a enseñar en diferentes espacios, incluso en la Universidad.

Durga’s Tiger School para Tantra, Yoga y Chamanismo es una visión que estamos poniendo en acción. Desde el principio decidimos ser una escuela de yoga reconocida por YAI – Yoga Alliance International, porque pensamos que este título puede ayudar a los profesores a viajar y poder tener una titulación reconocida. Elegimos YAI porque es la única certificación aceptada por el Gobierno de la India.

Iris Disse y David Höner crearon la visión de una escuela donde las personas pudiesen aprender diferentes habilidades para desarrollar conciencia, espiritualidad, creatividad y el poder de integrar su verdad personal en la sociedad. Esperamos que esto ayude a crear un mundo más pacífico en él que las personas puedan desarrollar sus vidas en la creatividad y en armonía con las leyes sagradas. Esto incluye, para nosotros, la aceptación de ser co-responsables de lo que está pasando en el mundo y por esto decidimos ser parte de la solución y no del problema.

Vamos a montar el tigre de Durga!

Una escuela tántrica donde el arte y el yoga se encuentran con el chamán

de Iris Disse

Durgas Tiger School Tantra Shamanism

Quiero irme a casa. Paz, alegría, el “uno”. Luz. Una profunda paz sexy y aventurera en mí – independientemente de lo que está pasando fuera de mí.
El exterior me pone de los nervios. El sistema bancario: el crimen contra los pueblos, que resulta ser legal. La gente se muere de hambre, pero hay comida para todos. Los poseedores de poder del planeta que aún no han entendido que ni siquiera sus hijos y nietos pueden respirar petróleo. Quien vende armas siembra refugiados. ¿Qué sé yo? A donde quiera que mire, la locura de la normalidad.
He hecho algo al respecto en mi vida, como mujer de teatro, como cineasta social. Ahora hay dudas de nuevo. ¿Qué debo hacer ahora?
La estabilidad la obtengo una y otra vez bailando el camino tántrico, zambulléndome hasta lo más profundo de mí mismo. Todo lo que existe es sagrado. Incluso el corredor de bolsa. También el belicista. Lo que el Todopoderoso no quiere no existe. Ouch. Eso duele. Ok ok ok. La lógica divina no es mía, lo entiendo.

Durgas Tiger School Tantra Shamanism

Entonces: Si la gente lo sabe todo, y según Buda sólo tienen que despertarse, entonces fundare una escuela donde la gente se despertará de nuevo. ¿Qué técnicas me han dado la experiencia de saber que tengo el poder de moldear mi vida, de intervenir, en primer lugar en mi entorno más cercano? ¿Que mi SER tiene un significado, que estoy conectado al “Gran Misterio”?
¿Qué conocimiento, qué técnicas me han hecho temeraria en mi vida? ¿Qué es lo que quiero transmitir?

Así nació “Durga´s Tiger School” para Tantra, Yoga, Chamanismo y Arte.
Una escuela tántrica. ¿Qué significa eso?
“Haz lo que quieras, en conciencia y amor”. Una escuela de experiencia.
Bailamos la creación, celebramos los muchos. Somos personas creativas, descubriendo las 64 artes estéticas del Tantra – desde mirar las estrellas, hasta bailar, debatir, hacer yoga, escribir poemas, guiar rituales, sexo…. por nombrar sólo algunos.  Y luego, ricos en el “muchos”, volvemos al “uno”.

Tantra: La comunicación te enciende

Hace 27 años nació nuestro hijo, fruto de un gran amor.
Mi mundo se estaba colapsando en todos los niveles. Sé amar, pero no tengo una estructura que me lleve a la libertad en el amor y me permita vivir una vida cotidiana no sólo como director de teatro, sino también como amante y madre. Reacciono con pánico, hecho a mi hombre, el niño está allí, no puedo estar sin teatro.

photo by Day Louvrecoeu

Nos encontramos con Sky Dancing Tantra, y las técnicas que aprendemos allí nos salvan como pareja.
Nuestro sexo cambia: solo, de dos en dos, y luego juntos.

Nos liberamos de la compulsión de la espontaneidad. Podemos aprender a amar, planificar nuestros encuentros íntimos. Soy responsable de mí mismo, de mi sexualidad, de mis sentimientos, el amado es sólo un detonante. Aprendemos los monodiálogos, una nueva forma de comunicarse desde el corazón.

photo by Day Louvrecoeu

Aquí es donde surge la intimidad. El amor no es un sentimiento, el amor es la decisión de recorrer un camino juntos una vez que la gracia del reconocimiento se ha manifestado. No nos pertenecemos el uno al otro.  Incluso como amante, siempre puedo seguir mi propio camino al igual que mi pareja, sin sentirme paralizado por el temor de que podamos perder nuestra dirección común. El amor florece cuando me siento libre.
La gran felicidad surge de la nada como burbujas de aire del barro, que empujan a la superficie para estallar suavemente.
Es emocionante transmitir este conocimiento.

Chamanesimo: yo soy el mosquito

Cuando salgo del teatro, encuentro en el campo de la radio, el espacio para ser profesional, madre y compañera.
Pero quiero estar lejos de Berlín.
Nos venimos a Ecuador, a la mitad del mundo. Catorce grupos étnicos indígenas!

Como productor de radio, exploro el mundo de la escucha.  Hacemos reportajes sobre los grupos étnicos, y me llevo al hijo conmigo a la selva, perseguimos sonidos. La risa de los indígenas cuando suelto la cuerda demasiado pronto y aterrizo en el barro en vez de en el río. Ataques nocturnos de puercoespines, tarántulas y mosquitos. Como gusanos y escupo en la Chicha.

Ayahuasca, la vid de la muerte. Me acuesto en la hamaca y me relajo en la sinfonía de la selva nocturna. El chamán me llama, y luego el susurro de la Surupanga me quita toda mi pesadez. Como Limpia, me purifico y entro en armonía con el mundo que me rodea. Las visiones de la gran serpiente abren nuevas dimensiones. En el Temascal nos sentamos juntos, sudamos en el vientre de la Madre Tierra, las piedras brillan de rojo en la oscuridad de la cabaña ritual baja y redonda, cantando que respiramos juntos. Rezo por mí mismo, por los demás, me doy las gracias y entrego todo lo que ya no necesito, convirtiéndome en luz, en luz, en luz.
Los rituales chamánicos unen el arte, la curación, el pensamiento social y la espiritualidad. Eso va profundo, conexiones simbólicas con TODO. Yo soy el mosquito. Soy la naturaleza que me rodea.
Conocimiento que tiene poder. Dámelo.

Yoga: no soy una maquina

Kaula Tantra Yoga se basa en la relajación profunda. Una sesión es una meditación en movimiento – por lo menos una hora y media, pero generalmente de dos horas y media a tres horas. Cuerpo, mente y alma fluyen juntos de nuevo. No más fragmentación de mi cuerpo: “Esta asana repara el hígado, hace un buen culo, trabaja para la espalda”. No soy un coche. Mis músculos recuerdan lo maravilloso que era moverse antes de la censura social (estar callado, sentarse, no retorcerse, callarse, no ensuciarse, no correr…. no… no… no… no quedarse quieto). Ellos se mueven de nuevo con relajación, con alegría, y yo fluyo en cada asana. Descanso, y nada se esfuerza.

Durgas Tiger School Tantra Shamanism

Revolucionario es también la confianza que pongo en mí mismo: mi cuerpo encuentra la asana. No necesito alineación. Las Asanas son viejas actitudes arquetípicas de sanación. Los CONOZCO – si me zambullo dentro de mí mismo. Nadie tiene que decirme desde afuera si tengo razón. Wow. Después de semanas de incertidumbre, una ola de confianza cuando encontré en la asana o la asana mueve mi unidad “cuerpo, mente y alma”.
Nunca más en mi vida dejaré que me digan desde afuera si estoy bien. Lo encuentro en mí. Qué seguridad.
Abrir este espacio de experiencia para otras personas es importante para mí. Es tan simple.

Arte: Danzo el Tigre de la Durga Durgas Tiger School Tantra Shamanism

Como el interior es el exterior, como el exterior es el interior. Aparecen tantos sentimientos que me conmueven. Cuando los viejos patrones se hacen visibles y quieren disolverse, los viejos miedos se van despojando lentamente, hay un BANG. No juzgues, no hay sentimientos negativos. Sé tu testigo interior y observa. Y luego expresarlo.
Así es como entra en juego el Heyoka, el payaso chamánico. Sostienes el espejo para ti mismo.  Yoga de los sentimientos. Liberado gritando, llorando, riendo, silenciando. Teatro, eso es todo.
Durga´s Danza del tigre. Mis demonios se mueven, emergen, se disuelven a la luz de la respiración, la voz, el movimiento. Mi voz hace vibrar cada célula.
Silenciosamente pintamos un yantra en el suelo con arena de colores – un cuadro que el viento se lleva. Sin apego.
En el foro estoy en el medio. Usa la expresión teatral para decir lo que hace latir mi corazón. La auto-representación puede ser entretenida – para todos. Y profundamente conmovedor. No soy mis pensamientos, mis sentimientos. El testigo interior sonríe.
Movimiento, respiración, voz – las tres claves tántricas. Pásalo

La comunidad – el amor es un fénomeno social

Durgas Tiger School Tantra Shamanism

“Eres un solitario social”, dice mi amigo. Me encanta la gente. La gente me tensa. Necesito estar sola. Así son las cosas. En las fiestas bailo mucho. Así que estoy presente sin tener que hablar mucho. Me encantan los rituales. Inventar mundos de forma lúdica junto con la gente del teatro y trabajar hacia un objetivo previsible, el estreno, es la alegría: una vida en realidades paralelas.

El entrenamiento de tantra ya no se trata de una meta, sino de mí como mujer. Eso es un reto. La confianza y la inmensidad surgen cuando muchas personas trabajan intensa y sinceramente sobre sí mismas, se sumergen en ellas y luego expresan profundos anhelos. Cuando comunico sentimientos y necesidades, nadie en el grupo tiene un problema, puedo estar enojado, indefenso o triste. Todos nos convertimos en investigadores en los espacios interiores. Hay compasión y respeto por los demás. Percibir que yo y mi pareja no somos los únicos dueños de nuestros problemas aparentemente tan privados, pero que asombrosamente muchas parejas tienen dificultades muy similares, cambia enormemente la perspectiva. ¿El fracaso en la pareja es un fenómeno social?
Construir un espacio de investigación como Durga´s Tiger School es sanador.

Meditación: Yo muero. Vivo. Aguanto la respiración. Estoy en la eternidad, aquí y ahora

Fire Puja

La meditación me sostiene. Visitas cortas a mí y a mí. Eso sienta bien. Volver a casa. De la forma en que soy. Concentrado, agitado, triste, feliz, sin energía, vibrando – todo está permitido. Ahora.
Los chakras giran, las flores de loto nacen, pasan. La luz sopla en cada celda. Cada célula envía luz. Brillo, oh wow.
Vuelvelo a transmitir.

Rebelion: estoy fuera de aqui

Durga´s Tiger School es subversiva. La rebelión está en marcha, fluye a través de mí como un río en crecimiento. La resistencia se desvanece. Me vuelvo intrépido. Lo sé: El gran misterio, Dios habla, actúa, atrae a través de mí.
La división de la vida en trabajo y ocio es una ficción. Muchos yoguis y yoguis de la Escuela del Tigre Durga´s dejaron sus “trabajos” y empezaron a vivir. Despertando, se convierten en semillas sopladas en el mundo por el viento del cambio. Alimentan nuestro campo morfogenético con alternativas al actual programa global de suicidio.
Sí al misterio. La vida es emocionante.

enes